Cyriax Masaje Transverso Profundo - Fisioterapia Fermín Bañuelos Andrío
159
single,single-portfolio_page,postid-159,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

 

Cyriax

 

"cyriax"

Fisioterapeuta realizando un masaje transverso profundo de Cyriax, en el brazo izquierdo del paciente.

El masaje Cyriax, también conocido como técnica de masaje transverso profundo, se centra en aplicar el tratamiento de fisioterapia en el punto exacto donde se ha producido la lesión. El masaje Cyriax se utiliza sobre todo en el ámbito de la terapia manual, para tratar lesiones tendinosas y ligamentosas pudiendo extenderse a otros tejidos de tipo conjuntivos del cuerpo humano.

 

La finalidad de este tipo de masaje es causar una respuesta inflamatoria vigilada cerca de las articulaciones en donde los tendones y los ligamentos se unen. El sentido en el que se lleva a cabo el masaje es siempre siguiendo la dirección de las fibras. Su propósito es realizar una fricción sobre las partes blandas dañadas e introducir pequeñas inflamaciones que activen la restauración del tejido conectivo.

 

Se denomina Cyriax o transverso profundo por que la maniobra llega hasta capas muy profundas por debajo de la piel hasta alcanzar los músculos, tendones, ligamentos y fascias. El objetivo de este masaje es mantener y restaurar la movilidad de las fibras.

 

VENTAJAS E INDICACIONES DEL MASAJE CYRIAX

  • Analgesia por hiperestimulación.
  • Capsulitis y pericapsulitis.
  • Cicatrices antiguas.
  • Conservar el movimiento fisiológico posible en la zona lesionada.
  • Esguince agudo (una vez que la cicatriz este consolidada).
  • Evitar la formación de adherencias entre las fibras y los distintos tejidos.
  • Facilitar la producción de tejido colágeno.
  • Favorecer la cicatrización normal.Obtener una hiperemia local en la zona lesionada para disminuir su dolor.
  • Fibromiositis.
  • Inestabilidad crónica.
  • Lesiones tendinosas (tenosinovitis y tendinitis).
  • Mantener una buena movilidad de los tejidos lesionados.
  • Movilizar las fibras musculares, de los ligamentos y de los tendones.
  • Pubalgias.
  • Reducir las adherencias y las cicatrices que se forman con las heridas.
  • Secuelas de esguinces, de fascitis y de lesiones musculares.
  • Traumatismos musculares recientes.